Madiba, la muerte y la esperanza

raul_castro-obama-Desde el pasado 5 de diciembre la humanidad ha llorado la pérdida de uno de sus más grandes líderes de todos los tiempos. Pero Nelson Mandela, aún cuando ya no esté en la tierra de los vivos, sigue intentando traer paz a este mundo.

La noticia me llegó en la mañana de este martes, y como bien leí en cierto titular, se expandió de forma viral por todos lados: redes sociales, sitios de noticias, televisoras, y también por la calle, entre la gente más común y desconectada.

Raúl Castro y Barack Obama, presidentes de Cuba y Estados Unidos, respectivamente, se estrecharon las manos -al menos públicamente- por primera vez en sus vidas. Es la segunda que esto sucede entre dos mandatarios de ambos países después de 1959, luego de que Fidel y Clinton lo hicieran en el año 2000 durante una cena en la ONU por la cumbre del milenio.

Claro, este encuentro no fue premeditado, más bien fue una coincidencia coyuntural, aunque ya se podía preveer instantes antes, cuando ambos líderes fueron ubicados en la misma lista de oradores para despedir la memoria de Mandela.

Puede que las expectativas sean superiores a lo que realmente captaron las cámaras: un simple saludo de cortesía y diplomacia. Pero ojalá el mismo constituya un nuevo amanecer para las relaciones entre ambos países, siempre en igualdad de condiciones para las dos partes.

Y me imagino que desde donde esté Mandela haya sonreído con la misma sonrisa de pícaro que muestran cientos de sus fotos, con el mismo guiño de duende hacedor de paz que supo poner a sus enemigos de su lado y que logró irse de este mundo con la frente en alto y la dignidad por las nubes.

Madiba sabe lo que hizo. Incluso después de pasar a mejor vida sus imperecederos esfuerzos por traer paz a este planeta no terminan. Quizás haya sido una mera y aislada coincidencia, pero su partida logró lo que muchos cubanos y norteamericanos ansiábamos por décadas. Ojalá este sea solo el comienzo, ojalá vengan muchos apretones de manos más.

Nelson+Mandela

Anuncios

2 comentarios to “Madiba, la muerte y la esperanza”

  1. Hermano, chapeau, me quito el sombrero ante usted y ante Madiba!!

  2. Muy bueno Raulo, digno comentario a la memoria de ese gigante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: