Los guardaespaldas de Maceo

calle-maceo-camagueyContrario a lo que usted pudiera pensar, estas líneas no las escribo para referirme a esos bravos guerreros encargados de salvaguardar la vida del Titán de Bronce. Tampoco haré alusión al valiente Panchito Gómez Toro, que decidió inmolarse junto al cuerpo de su General antes de ver como los españoles se quedaban con él.

Los protagonistas de esta historia pertenecen al presente siglo y su osadía rebasa otros límites, no tan heroicos, por desgracia. Estos personajes no despliegan su “coraje” en los campos de batalla, sino en el mismísimo corazón de la ciudad, en la más céntrica arteria de esta urbe Patrimonio, que lleva por nombre precisamente el de Maceo.

Son hombres y mujeres que desafían el calor, la lluvia, el sol, los truenos, y muchos otros etcéteras que rayan en lo absurdo. Mas siempre están ahí, justo en los alrededores de la Casa de Cambio (Cadeca) situada entre el Restaurant 1514 y la tienda La Elegante, al frente de la Gerencia Tecnológica de Cimex.

Estudian al transeúnte desde lo lejos, le analizan el rostro e intentan adivinar sus deseos por telepatía. Cuando aquel se acerca comienza el asecho: “divisa, divisa”; “cambio el dólar americano más barato”; “compro euros”. Estos son los principales temas de su repertorio, aunque la variedad de ofertas puede llegar a lo inimaginable.

Y si de casualidad el caminante prefiere obviarlos y dirigirse a la puerta del establecimiento, puede que reciba hasta algún que otro improperio por no elegirlos. Incluso, he visto con mis propios ojos como algunos le echan en cara y le reclaman, no en muy buena forma, el haber optado por la entidad dispuesta legalmente para realizar el canje.

Pero la lista de “numeritos” es mucho más amplia. Estoy seguro de que cada camagüeyano que ha transitado por ese tramo del Boulevard conserva su propia anécdota para rememorar, porque ellos no abandonan nunca. No entienden si uno está buscando otro tipo de servicio o si los rechazan en más de una ocasión. Insisten otra vez, como si les fuera la vida en ello.

Sin embargo, nada de lo narrado hasta aquí representa un descubrimiento, pues la diligencia que realizan estos “comerciantes” tiene varios años de existencia en Cuba y los alrededores de la aludida “Cadeca” no es el único lugar donde se lleva a cabo.

Entonces surge la duda, ¿acaso revender o canjear divisa es una nueva modalidad por cuenta propia que se desconoce aún? Si no es así, ¿por qué las autoridades competentes no actúan de una vez en detrimento de esa, además de ilegal, molesta práctica, sobre todo para la gente que tiene que sufrir a esos individuos?

En una ocasión, al indagar sobre el asunto, una señora me dijo, con razón, que “son un mal necesario, porque a veces uno está apurado y la Cadeca está cerrada por fumigación a las 11 de la mañana, o solo existe una caja trabajando y la cola es tremenda. Entonces ellos son los únicos que te pueden resolver”.

Lamentablemente, situaciones como estas son las que permiten que los revendedores aún persistan, porque está demostrado que cuando el servicio estatal satisface las necesidades de la población, las prácticas ilícitas mueren por sí solas.

Empero, no se trata únicamente de resolver ese problema, sino de preservar la imagen de la ciudad, que se ensombrece con la presencia de tales personajes que poseen muy poco respeto por lo establecido y carecen de las más elementales normas de conducta.

¿Qué pensaría Maceo si pudiera ver hoy lo que sucede a solo unos metros de su estatua simbólica en la ciudad de los Tinajones? Posiblemente, si fuera caminando en esa dirección, no dude usted que estos nuevos “guardaespaldas” se lanzarían sobre el Titán y lo inquirirían sin cesar hasta conseguir que les comprara algunos chavitos.

revendedores-divisaEsta acción ocurre durante todo el día, y es como si fuera lo más normal del mundo

revendedores-divisaY que conste que estos personajes sí tienen billete

revendedores-divisaA veces no dejan entrar a la gente a la Cadeca

Anuncios

7 comentarios to “Los guardaespaldas de Maceo”

  1. Yo no seria capaz de resistirme a no comentar. Excepcionalmente bien escrito!

  2. […] Los defino dentro de una modalidad del cuentapropismo muy particular. Nada de patentes, o vínculos … […]

  3. Y las CADECAS son tan insuficientes e ineficientes….

  4. eso no es solo en CMG, es en toda Cuba, contrario a lo que muchos piensan, sí se puede eliminar,HALA MADRID,saludos Raúl

  5. Y lo pero es que ya es un asunto oficial..estamos obligados a cambiarles todo lo que tiene. Es un asalto esto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: