Un flaco ahí

Alejo3399Alejo es un flaco to’ descojonao que bien pudieran exhibirlo en un museo como el cubano prototipo que creció en el período especial. De expresión siempre contenta, es un tipo súper inteligente, súper en talla, que no está en na’, pero que parece se va a morir de la flacuencia que tiene.

A Alejo le ha caído de todo arriba, desde conjuntivitis, hepatitis, dengue, hasta una vez pasó tremendo susto cuando lo del H1N1. Recuerdo que me lo topé en la calle y me dijo, con tremenda cara de quien ha visto al diablo, que no fumaba más… y eso, escucharlo salir de su boca, es una cosa seria, porque si está enclenque, en parte se debe a que el cigarro es su fiel Sancho Panza.

Periodista de título igual que yo, su capacidad para agarrar por los cuernos a esta injusta profesión supera con creces mi novel experiencia. Trabajaba donde yo trabajo ahora, pero por motivos que no entiendo ni comparto, un día no lo pudo hacer más.

Luego de su “desaventura” periodística, tuvo que dedicarse al cuentapropismo para subsistir y, por si fuera poco, en unas semanas será papá. Ah, pero contrario a lo que una lógica obsoleta pudiera indicar, ahora le va mejor.

Alejo no ha bajado los brazos nunca y, cuando algunos pensaron que colgaría los guantes, ha tenido un renacer que lo ha hecho rey de su división, por mucho que su flacura diga lo contrario.

Frente a una barquillera en la calle San Fernando, en el corazón de la ciudad de Camagüey, tiene Alejo su cuartel general. En esa salita alquilada articula sus discursos para después soltarlos como una bomba en la red.

Desde que ya no es periodista como yo -entiéndase desde que es su propio jefe-, se ha convertido en un mejor cronista. Sin esa invisible autocensura que representa escribir bajo la égida de algún órgano oficial, Alejo está hablando hoy de lo que los periódicos cubanos no se atreven a publicar.

Pero sus post no son muela política ni gusanería entusiasmada, sino textos que dan cátedra de como criticar y retratar a la sociedad cubana –y camagüeyana en algunos casos- mediante un magistral y muy original sentido del humor.

Alejo escribe de lo que ve y escucha todos los días con esas parejas de guatacas y ojos que tiene (aunque hay quien dice que su olfato periodístico de donde verdaderamente nace es de sus cejas). Y por eso su blog está tan escapao, incluso a pesar del diseño feo que tiene. (Vea que más de un socio le hemos dicho que le eche una manito de pintura).

Pero el 3399 no tiene la presencia en la red que se merece, incluso cuando muchos nos empecinemos en compartir cada post como uno propio. La razón es que Alejo no tiene una vía de acceso fija ni frecuente a internet y la mayoría de sus entradas en los últimos meses las ha publicado a través de correo electrónico.

Claro, claro, seguro que también le tienen el “ojo echao”. En Cuba, para que cataloguen de “sospechoso” a un bloguero, este tiene que cumplir dos requisitos fundamentales: que Café Fuerte lo rebloguee o que se meta con “alguien” con quien, supuestamente, no se puede meter.

Ah, pues Alejo ya se llevó esas dos luces rojas… y na’, sigue ahí, fumando igual que siempre y comiendo barquillas de 5 pesos en el almuerzo, esperando tranquilamente a que Percy desate su ira contra él (viene el lobo, cómo me divierto).

No soy el primero que piensa que su blog es de los mejores de Cuba, a pesar de que él nunca ha tenido –ni ha querido- credenciales de VIP en este mundo de la blogosfera, como otros que sí las poseen.

Tampoco he sido el primero en reseñar su talento, pues ya otros excepcionales colegas han advertido sobre el mismo. Mucho menos soy el que más lo conoce; también sé de quienes escribirían este post mejor que yo.

Mas no puedo quedarme callado y esperar por ellos.

Alejo se merece hoy que alguien garabatee aunque sea algunas letras en su nombre, porque a alejo3399.wordpress.com lo tiene que conocer todo el mundo, porque “la está poniendo buena, buenísima”. Y yo vivo orgulloso de tener de socio a ese flaco to’ descojonao que es el responsable.

alejo

Anuncios

Una respuesta to “Un flaco ahí”

  1. Reblogueó esto en ciudad culturaly comentado:
    Lo reblogueo… porque el alejo es como mi hermano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: