¿Cuál es la verdadera causa de la caída del béisbol cubano?

que-hacer-con-beisbol-cubaEstá comprobado. El béisbol –y todo lo que acarrea a su alrededor; dígase series nacionales, eventos foráneos, o hasta la simple conformación de un equipo para el más insignificante tope- es el fenómeno sociocultural más grande de este país.

La pelota en Cuba es lo mismo que el fútbol en Argentina o Brasil, los toros en España o las artes marciales en China. Es un pedazo de identidad que define a una nación, y que corre a toda prisa por las venas de cada habitante de esta Isla.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. En los últimos años, la calidad del pasatiempo nacional cubano ha experimentado un descenso astronómico que, aunque nos mantiene en la élite del amateurismo, ha dado al traste con la posibilidad de coronarse en la mayoría de los certámenes extra fronteras en que se ha participado.

No muy lejos, en la década del 90, era una locura pensar que no se pudiera ganar en un Panamericano o un Mundial; no obstante, esas pesadillas se hicieron realidad no hace mucho.

Pero este descenso cualitativo en el más alto nivel no es un fenómeno al azar. La situación ha recibido un sinnúmero de evaluaciones por parte de todo aquel que tenga que ver o sienta algo por la pelota; desde la misma Comisión Nacional y la prensa especializada hasta los miles de mánagers de esquina que hay en toda Cuba.

El mal trabajo en la base de algunas provincias, la falta de terrenos y el maltrecho estado de la mayoría de los que existen, la pobre captación de talentos en las áreas con más dificultades y la falta de un mayor número de juegos en los torneos locales de todas las categorías, son algunas de las razones que han salido a luz.

Es cierto, cada una de ellas se convierte en una gota que va llenando la copa. Empero, existe una razón inobjetable que siempre se obvia en cualquier análisis por cuestiones fundamentalmente políticas. Esta constituye –por sí sola- el argumento capital para explicar por qué Cuba ha dejado de triunfar en eventos internacionales: el éxodo de atletas.

No quiero pecar de absoluto ni de extremista, pero nunca me he sentido feliz cuando escucho la noticia de que “se quedó este o aquel”, o “fulanito se fue por México”, o “lo cogieron cuando se iba”.

Sin embargo, confieso que es un sentimiento un poco raro, porque sabes que ese es un pelotero al que probablemente nunca verás más y que dejó a tu equipo en un momento clave. Pero a la vez sientes algo de ilusión y esperanza por verlo triunfar en el “más allá”, donde a pesar de que aquí no lo televisen nunca, los narradores de ESPN dirán… “ahí viene el Misil de Cayo de Mambí…” o “José Contreras, campeón del béisbol”.

El fenómeno de la emigración de deportistas no es nuevo en Cuba, ni tampoco exclusivo de la pelota. Sin embargo, fue a partir del Período Especial que comenzó a tomar auge. Figuras como Orlando “El Duque” Hernández, Rolando Arrojo o Liván Hernández fueron de los primeros en hacerse de un nombre en la Gran Carpa.

Aun así, en la Isla permaneció el grueso de los mejores peloteros de esa etapa -Omar Linares, Antonio Pacheco, Orestes Kindelán, entre otros- y gracias a ellos el pueblo cubano podía presumir todavía de títulos olímpicos y mundiales.

Pero la caída comenzó cuando esa generación comenzó a renovarse. De la fecha hasta la actualidad – ya han pasado más de once años desde que esos hombres vistieron por última vez la camiseta nacional en el mundial de Tapei de China en el 2001- muy pocos equipos Cuba han estado a la altura de aquellos. Y todo porque cuando se establece alguna figura, esta abandona el país.

Salvo Frederich Cepeda, Yuliesky Gourriel, Michel Enriquez, Pedro Luis Lazo, Norge Luis Vera o Ariel Pestano, -los históricos de esta generación- muchos de los grandes jugadores llamados a ser protagonistas en la selección nacional se han ido a probar suerte a otras latitutades.

Si realizamos un breve repaso de los nombres -Kendry Morales, Contreras, Alexei Ramírez, Yuniesky Maya, Aroldis Chapman, Yoennis Céspedes y otros que no han logrado ser tan exitosos “allá afuera”- nos daremos cuenta de que varios de ellos aún serían estrellas en nuestro béisbol. Y ante su ausencia, se ha tenido que improvisar con otros valores, de buena calidad, pero con poca experiencia.

Si en un año abandonan tres jugadores que eran regulares en la selección nacional, los que los suplan obviamente no podrán tener el mismo nivel. Sucede casi igual que cuando se retira o se lesiona un atleta.

Por ejemplo, por muy bueno que sea Arruebarruena, todavía no llega a suplir a Paret en el campo corto; así mismo sucede con el hueco que dejó Olivera en segunda. Estos son casos de quienes no se han marchado a otro país.

Pero si analizamos los vacíos dejados por los que sí se han ido, hoy pudiéramos cuestionarnos si Guillermo Heredia, Yasmani Tomás o Luis Felipe Rivera formarían parte del Cuba si Céspedes, Lionis Martín o Leslie Anderoson -los tres en el equipo al II Clásico en 2009- todavía estuvieran aquí.

Así mismo pasa con el pitcheo. Si Champan siguiera en Holguín y no con los Rojos de Cincinnati, ¿alguien dudaría de que fuera el primer abridor? ¿Se acuerdan de Miguel Alfredo González, Gerardo Concepción, Armando Rivero, Yoan Socarras o Juan Yasser Serrano? Todos ellos eran prospectos que hoy tuvieran su puesto en el equipo de la cuatro letras.

La realidad se resume en que cuesta mucho lidiar con estas “bajas”, y los resultados no pueden ser los mismos. Entonces, en vez de reconocer la verdadera causa de esa situación, se busca por aquí y por allá, echándole la culpa a lo primero que aparezca, pero no a lo que en realidad es.

Respeto la política de solo conformar la selección nacional con atletas que permanezcan y jueguen en la Isla, pero lo que no soporto es que cuando se fracasa se aludan a las razones que no son. Si el techo de la pelota baja, el nivel también. Y parte del techo lo establecían todo esos que se han marchado.

¿Por qué los medios oficiales o los organismos competentes no reconocen este fenónemo? ¿Acaso alguien a esos niveles se cree que el pueblo desconoce esas razones?

El pueblo se merece que le hablen con objetividad y claridad, y no que bajen el volumen de una transmisión extranjera cuando se menciona a un “desertor”, que sigue siendo cubano en donde quiera que esté. El día que la política no afecte a nuestro deporte, este será mucho más sano, exitoso y bello, sobre todo el béisbol.

Al final, una gran parte de la afición sigue a esos atletas en silencio, y así mismo celebran o sufren con cada actuación de ellos. Los propios comentaristas deportivos son los primeros que se saben al dedillo que ha hecho cada pelotero que se ha ido.

Ahora mismo, aunque ninguno se atreva a decirlo públicamente, Cuba se juega su orgullo –y algo más- en este III Clásico, a sabiendas de lo que significa otro fracaso para un país que estará en vela madrugada tras madrugada.

Sin embargo, en mi opinión, esta es la selección más débil de las tres ediciones. Aún así, quiero que gane y confío en la sapiencia de Víctor Mesa, pero él es mánager y no mago. Si se pierde, si se sufre otra desilusión, lo único que deseo es que no vengan a decirme que fue por el clima, por el cambio de horario o por los terrenos.

Quisiera que me hablaran claro, y que cuando vea los análisis de los especialistas, estos pongan todos los puntos sobre las íes. Yo, como el resto de la afición que llena los estadios, prefiero conocer los detalles verdaderos de por qué las alegrías que nos brinda nuestro béisbol ya no son tan continuas.

Anuncios

18 comentarios to “¿Cuál es la verdadera causa de la caída del béisbol cubano?”

  1. […] la falta de motivación, entrega o combatividad sobre la grama, existe otro argumento fundamental -que también aqueja a toda la Isla- para explicar tal fracaso: el éxodo de […]

  2. […] la falta de motivación, entrega o combatividad sobre la grama, existe otro argumento fundamental -que también aqueja a toda la Isla- para explicar tal fracaso: el éxodo de […]

  3. […] ¿Cuál es la verdadera causa de la caída del béisbol cubano? […]

  4. yovany raga Says:

    hola raul antes de empresar quisiera felicitarte por el valor q has tenido al publicar estas reflecciones yo vivo en miami y no me perdi ningun juego de cuba en el clasico por que aunque viva fuera de Cuba. me siento mas cubano que cualquiera
    de las interioridades del deporte en Cuba tengo conocimiento pues fuy entrenador por varios años y antes de salir de Cuba me desempeñe como subdirecctor de un. combinado deportivo en el q. dirigia 12 deportes.
    comparto la mayoria de las ideas analisadas en tu articulo menos que es el equipo mas debil delos 3 clasicos apesar de haver perdido en la 2da ronda ante holanda quede maravillado con la calidad de los atletas cubanos jovenes que por primera ves se ponian la camiseta de el equipo cuba y q salieron al terreno a dar un exelente espectáculo a demostrar q cuba es cantera inagotable de peloteros yo quisiera q. hubieras escuchado los comentaristas y emtrenadores hablando maravilla. de los Cubanos muchachos q jugando amateur. no le envidian nada a los profecionales

    • Yovany, gracias por comentar una vez más, respeto muchos sus criterios y los agradezco. Es cierto que luego de finalizado el Clásico no podemos decir que haya sido el equipo Cuba más débil de los tres, por lo menos por el bateo, aunque el pitcheo si quedó en deuda. SIn embargo, este artículo lo públiqué precisamente el día que comenzó el III Clásico, y en ese momento todos los análisis, y la nómina de la selección, apuntaba a eso, a que era el menos fuerte, porque nadie podía presagiar la fabulosa actuación ofensiva que tuvieron Yasmani Tomás y José Miguel Fernández, por solo citar dos ejemplos. Por eso, si lo análizabamos por nómina si era el menos fuerte. Precisamente en el texto del trabajo nombro a algunos peloteros que participaron en las ediciones anteriores (Céspedes, Leslie, Maya, Chapmán) y que ahora también podrían estar y estuvieran mucho más maduros, y hubieran podido redondear esa nómina… De todas formas, la idea es incentivar el debate y la crítica constructiva que contribuya a tener un béisbol mejor y a la altura de lo que nuestro país siempre ha tenido. Saludos.

  5. […] Artículo relacionado: ¿Cuál es la verdadera causa de la caída del béisbol cubano? […]

  6. Es sin lugar a dudas un tema” peliagudo” con el tema político ideológico con el que se protegen los valores que deben existir es una sociedad socialista”.- pero, es el aparato directivo el primer venificiado en que estos análisis se convoquen con urgencias porque se puede evitar la catástrofe de la joya deportiva de los cubanos dentro y fuera de Isla de orgullo isleño, gordura e inteligencia es imprescindibles, lo esperamos…

  7. […] Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. En los últimos años, la calidad del pasatiempo nacional cubano ha experimentado un descenso astronómico que, aunque nos mantiene en la élite del amateurismo, ha dado al traste con la posibilidad de coronarse en la mayoría de los certámenes extra fronteras en que se ha participado. Ver + […]

  8. Oye, totalmente de acuerdo, y te digo más, no es mala la captación en varias provincias, sino en todas, hasta en las que tiene resultados estables. No hay sistema de captación definido, ni se invierte en esto. Ver un torneo provincial de 11- 12 años jugado con un guante por posición, una sola careta, tres pelotas, y dos bates, dice mucho de lo que nos falta. Si de pequeños no apreden cuando grande mucho menos. espero que oigan tantos comentarios y vean los malos resultados y la Comisión Nacional y la dirección del país, tomen partido de una vez y por todas en este tema que tanto siguen los cubanos y cubanas. Saludos.

  9. Erivel Pérez Says:

    C-Yasmani Grandal, Bryan Pena
    1b- Kendry Morales, Jose Dariel Abreu
    2b-yunel escobar,Yuniesky betancourt
    ss- Alexei Ramirez,Jose Iglesias
    3b-Yonder Alonso, Yulieski Gourriel
    Rf-Raul Ibanez, Juan Miguel Miranda
    Cf-Leonys Martin, Yamany Tomas
    Lf-Yoennis Cespedes, Alfredo Despaigne
    Bd-Dayan Viciedo, Frederich Cepeda

    lanzadores
    gio gonzalez
    aroldis chapman
    yunieski maya
    livan hernandez
    jose ariel contreras
    dannys baez
    sumale a ismel, vladimir, mmm deja al yuli por ahi pa por si acaso un rolling jaja, y alguno de los muchachitos nuevos que si tienen condiciones, pon a dariel, yasser puig que ya firmó, ufff un equipazo, lo cierto es que algo tiene que cambiar porque el Clásico se está tomando cada año mas en serio, los Big Leaguers están pidiendo que comience al finalizar la serie mundial para estar mas en forma, (recordemos que viene de su descanso) nada, que si no buscamos variantes, que nada tienen que ver con el deporte, (no se si me hago entender), será muy difícil alcanzar el lugar que la afición espera, (condiciones sobran).

  10. Yosvany Says:

    Oye Raul, que bola hermano, tu sabes que este es un tema que tiene tela por donde cortar, yo coincido contigo en todo lo que dices, principalmnte en que este es el equipo mas debil por decirlo de alguna manera de los tres clasicos, eso es una realidad, tambien de la forma en que aqui no se hacen saber las razones del por que? son las deserciones de los atletas…..a mi no me gusta hablar mucho sobre eso en realidad, pero hay que hablarlo y decirlo en donde quiera que te pares, porque sencillamente necesitamos una explicacion….saludos mi hermano y sigue asi que vas bien..nos vemos

    • Gracias por pasarte por aquí hermano. Comparto lo que dices, el tema de la decersión de atletas es un tema que tampoco me gusta hablarlo, pero al final hay que darle la cara, porque es la causa fundamental. Cuídate y sigue reflexionando conmigo.

  11. Saludos de El Olímpico de Cuba
    Comparto contigo de que esa causa es la principal responsable de que nuestro beisbol baje el nivel en los últimos años, aunque por supuesto a la par de ella también se regodean otras menores que hacen aumentar el daño, como por ejemplo el mal trabajo en la base y también aunque parezca una frase hecha el bloque interno y sobre todo el de los Estados Unidos impuesto a nuestro país, porque hoy cualquier disciplina deportiva requiere de una actualización tecnológica y cientifica desde todos los puntos de vista y eso no nos lo permite esa imposición, incluso que nos anula las posibilidades de que jugadores cubanos realicen contratos con las Grandes Ligas Estadounidenses. A pesar de eso es justo reconocer que al menos el beisbol recibe bastantes atenciones, dentro de los recursos que puede destinar el Estado Cubano al deporte. Tambien me siento mal, aunque algunos los aplaudan cuando escucho al igual que tu sobre el abandono de algun atleta cubano principalmente pelotero, fenómeno que pudiera aumentar peligrosamente si no tenemos buenos resultados en el clasico mundial y si tampoco se reincorpora el beisbol al programa de los Juegos Olimpicos. Ah y si seguimos con una liga de desarrollo que no reporta absolutamente nada para los peloteros a mi juicio.

    • Así mismo Alex, gracias por pasarte por aquí. Este es un tema que tiene mucha tela por donde cortar, y podríamos escribir miles de artículos hablando sobre eso. La realidad es que deben hacerse grandes cambios en la manera de dirigir el deporte en Cuba, porque sino dentro de unos años dejaremos de ser la potencia mundial que hemos sido en las últimas décadas. El béisbol es uno de los principales actores en esta “crisis”, pero junto a él hay otros deportes que han perdido su calidad por el fenómeno de la emigración, como son el básket y el voleobol, dos de los más espectaculares. Pero eso es tema para otro comentario.

  12. Chama te has vuelto guapo, ojalá y te publicaran eso en el Granma,sería lo mas leído de deporte en Cuba en este año.

    • Gracias mi herma, pero no hay que exagerar, precisamente para eso están los blogs, para escribir lo que sabes no te publicarán en los medios oficiales. Estás perdío de Camagüey, esta la única señal de vida tuya que he tenido en dos semanas. Mañana empieza el clásico, dime si ya estarás de regreso pa ir a ver el juego a tu casa. Cuídate

  13. Fidel Alejandro Manzanares Fernández Says:

    Bien, Raúl aunque el tema te da para decir mucho más pero entiendo que no quisiste ser “rudo” o “cruel”; sabes que el terma pica y se extiende. Ahora estoy enfrascado en otro comentario similar pero de la antítesis ddel besibol como deporte en Cuba: el futbol, y relamente no pienso limitarme en llamarle a las cosas desde mi perspectiva. Bien , seguimos luchando por el éxito deportivo de Cuba sin fronteras.

    • El trabajo se lleva casi cuatro cuartillas, si me pongo a escribir todo lo que hay respecto a ese tema tendría que hacerlo en partes como en “el show de los refuerzos”, y aún así me quedaría corto. Al final, la idea es incentivar el debate. Cuando hagas el trabajo que me dices, dámelo y lo publico aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: