El show de los refuerzos (3ra parte)

Los tres refuerzos ofensivos de La Isla

Si algo hace vibrar a Cuba, ese es el béisbol. O por lo menos todo lo que se genera a su alrededor cada vez que sale una nueva noticia.

Apenas fue hace cinco días… y ya parece una eternidad desde que el domingo último los ocho managers de los equipos clasificados a la segunda etapa de la 52 Serie Nacional de Béisbol escogieran sus cinco refuerzos.

Pero ese aparente abismo temporal tiene su causa: el III Clásico Mundial y la nueva nómina que la dirección del equipo Cuba presentó este miércoles. Ahora ese es el tema que enciende los debates en cada esquina.

Sin embargo, como lo prometí anteriormente, voy a continuar con el análisis del resto de las novenas implicadas en la venidera fase de la por ahora inerte temporada cubana de pelota. Esta vez, me centraré en Matanzas, Ciego de Ávila y la Isla de la Juventud.

Quizás, más adelante, cuando por fin se pongan de acuerdo y haya un equipo Cuba definitivo, escribiré algo al respecto.

VÍCTOR Y SU FILOSOFÍA

Siguiendo la línea del pasado artículo, le toca al superuniformado Matanzas de Víctor Mesa su turno en el “somatón”, pues considero que el también manager del equipo Cuba tampoco retocó a su escuadra como el mejor maquillaje posible.

Al igual que Vargas, Víctor fue fiel a su filosofía de fortalecer su cuerpo de lanzadores, aunque el final se agenció de los servicios de un utility de la talla del santiaguero Maykel Castellanos. Este es un jugador que debe encajar a la perfección en la dinámica infundida a los Cocodrilos por su director.

Sin embargo, el “show” Mesa no posee la poderosa artillería de Industriales, y si una carencia ha tenido su conjunto en las dos series nacionales en la que ha estado al mando, es la de un hombre de fuerza que pueda cumplir las funciones de un cuarto bate.

Es cierto que Víctor nunca ha sido partícipe de tal teoría. Con él juega el que mejor esté y la alineación la conforma a partir de esa concepción. Pero considero justo señalar que pudo optar por algún bateador de fuerza que encajara en su estilo.

Dos ejemplos: el camagüeyano William Luis o el santiaguero Edilse Silva. Ambos no son lo que se llama bateadores de tacto, pero si hombres oportunos que lo mismo dan un home run que un hit a la hora cero, además de que pueden hacer un buen corring de base.

El resto de sus selecciones, o mejor, las cuatro primeras, también poseen su dosis de sorpresa. El cerrador guantanamero Alexander Rodríguez, el joven zurdo tunero Dairen Núnez, el matador de Holguín, Pablo Millán, y el abridor Alaín Delá, de Santiago de Cuba.

Si bien estos no son pitchers de actuaciones memorables en nuestro béisbol, sí constituyen figuras que se encuentran en un excelente momento competitivo. Y así lo ratifica la inclusión de los dos primeros en la renovada plantilla que se anunció para el Clásico Mundial.

No obstante, el ex jardinero central de Villa Clara dejó pasar otras presas más apetecibles para muchos especialistas, como el propio Yadier Pedroso, a quien ha defendido al punto de incluirlo nuevamente en el “Cuba”.

Pero aquí es donde se puede descifrar el enigma de Víctor Mesa. Él es un director al que no le importa la fama o la historia que haya tenido un pelotero. En una conversación que sostuve con él cuando su equipo vino a Camagüey, me dijo que para jugar en su equipo había que “estar pa´ lo que sucede dentro del terreno, no fuera del estadio”.

Y por eso escogió a esos muchachos y no a otros supuestos consagrados, como Odelín, Hinojosa o Yulieski González. En otras palabras, la disciplina es lo fundamental y “el que no se adapte a esa filosofía, que coja el caminito”, sentenció.

ROGER PECÓ DE ARROGANTE

Unos dicen que es porque ya salió campeón, otros porque todavía no se acaba de convertir en un buen manager. Pero lo que creo es que Roger Machado quiso quedar bien con sus jugadores, con los cuales compartió varios años como atleta activo.

Es verdad. En la anterior campaña sus bateadores respondieron en el último llamado. Mas la primera parte de la actual demostró que no fue una cuestión de mala racha, sino que algunas de sus principales figuras ya no están a la altura de hace algún tiempo. Yorelvis Charles, Isaac Martínez, Yorbis Borroto y Mayito Vega son algunos nombres que ilustran tal idea.

Pero Machado pidió más lanzadores, a pesar de que su equipo fue el mejor de la primera fase en ese aspecto. Y es cierto, los “clásicos” Danny Betancourt y Leandro Martínez, además del torpedo artemiseño, Miguel Lahera, ponen que da miedo al staff avileño, pero en la pelota si no se batea no se triunfa, y todas las temporadas Vladimir no podrá ganar cinco juegos de una carrera por cero.

Y créanme que ni Maikel Cáceres ni Danier Moreria resultan la solución. Ambos son muy buenos chocadores de bola que pueden hacer perfectamente la función de 1-2 en ese line-up, pero quizás la selección de otro bateador un poco más poderoso hubiese sido el ingrediente ideal para convertir la “pesca” de Roger en la mejor de todas.

Aun así, los campeones nacionales siempre serán un rival sumamente peligroso. Olvídense del trabajo que pasaron para clasificar. Si a sus bates les da por despertar, entonces una vez más habrá que vaticinar que la final llegará hasta la “tierra de la piña”.

A JOHNSON SE LE HIZO LA BOCA AGUA

Nadie, ni el Oráculo de Delfos, podía vaticinar que los Piratas -o Tiburones, como prefiera llamarlos- se iban a colar en la fiesta, y muchos menos que se iban a convertir en uno de sus principales animadores.

Para todos los entendidos, el equipo que más cuidadosamente debía hacer sus selecciones era la Isla de la Juventud, por ser el más sorpresivo y joven de todos los clasificados. Entonces había que hilar fino, para que la clasificación no se quedara solo en eso, y la oportunidad de trascender pudiese ser palpable.

Pero precisamente la oportunidad se la perdieron el villaclareño Moré y el propio Roger Machado. “Allá ellos”, habrá pensado Armando Johnson. Todo el mundo sabía que detrás de Despaigne, lo mejor que quedaba en materia de bateadores era el portento santiaguero Alexei Bell.

Y el manager de La Isla no vaciló en pedirlo, aunque parece que no le bastó con un solo slugger. A diferencia de otros directores, el isleño sí reforzó su tanda, hasta el punto de que el mismo Michel Enríquez podría no ser el tercer bate del conjunto, posiblemente por primera vez en su carrera.

Pero de su selección saltan algunas preguntas. ¿Si Luis Felipe Rivera ha tenido su mejor campaña como inicialista, la cual lo ha llevado a hacer el equipo Cuba, entonces por qué Johnson pidió a dos jugadores de esa posición?¿Será que no verá “huecos” en otras áreas de su novenas?

Son interrogantes que tendrán su respuesta cuando se reinicien las acciones. Allí veremos si en la pelota se gana a batazos o con inteligencia. Por ahora, el papel apunta a La Isla como un sólido equipo. Y ¡cuidado! dicen que en ese estadio los jonrones salen más fáciles, así que a aguantarse con Samón, Bell y Pedroso.

(Continuará en “El Show de los refuerzos 4ta parte”)

Anuncios

2 comentarios to “El show de los refuerzos (3ra parte)”

  1. Los refuerzos de la Isla son sencillos de entender, Rivera a los jardines, Pedroso en primera y Samon designado, fue el mas inteligente a la hora de pedir bateadores, sino tenia q buscar un jardinero q fuera mejor 4to bate q Pedroso, para dejar a Rivera en primera.

    • Claro, ahí es donde encajaba Dairon Varona, que puede jugar cualquier posición de los jardines, preferiblmente el center o left. Además, Pedro y Samón juntos no me gustan, lo mismo que Molinet y Abreu en Cienfuegos, pero de eso hablaré en la otra parte. Gracias por comentar, no te pierdas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: